¿Quieres aliviar los dolores articulares?

Publicado por: Mirian Ortega En: SALUD En: viernes, diciembre 15, 2017 Golpear: 289

Los dolores articulares y de huesos suelen derivar de procesos inflamatorios crónicos u otras condiciones, relacionadas o no, con una lesión o golpe pero se ven agravados durante el cambio clima debido a la bajada de las temperaturas y cambios en las presión atmosférica. Para evitar que se vuelvan rígidas, para aliviar la inflamación o fortalecer, es necesario “lubricar” las articulaciones.

          ¿Sientes hormigueos en las manos y pies? ¿Te duelen las rodillas al subir o bajar escaleras?

Muchas personas sufren dolores articulares por enfermedades crónicas como el reuma, artrosis, etc. Pero algunos factores como el clima húmedo incrementan estas dolencias. Las inflamaciones más frecuentes se dan en dedos, caderas, muñecas, manos rodillas, codos, tobillos y hombros.

Aunque a veces no sea posible eliminar el dolor, sí que hay acciones que pueden ayudar, aliviar y reducir estas dolencias; como los suplementos, que suelen adaptarse mejor a los dolores crónicos, por el hecho de que necesitan un tiempo para hacer efecto (no son ultra rápidos).

 

Hay suplementos que los encontramos reunidos y que trabajan en sinergia. Algunos son muy buenos para dolores de rodilla y manos, lumbago, etc. Estos alivian la inflamación de músculos y articulaciones. Te indicamos nuestros favoritos:

El Colágeno

El colágeno es una proteína muy abundante en el organismo humano. Esta representa alrededor del 30% de las proteínas totales de un adulto. En concreto, el colágeno se encuentra en los tejidos como la piel, ligamentos, huesos, tendones, vasos sanguíneos y cartílagos, entre otros.

 

Se conoce al colágeno como un firme combatiente a la artritis y osteoporosis. La toma de complementos relacionados con el colágeno, ayuda a evitar la rotura de los vasos sanguíneos, combate la osteoporosis y artrosis, además, otras dolencias en las articulaciones.

 

¿Sabes que hay más de 19 tipos de colágeno distintos? El colágeno hidrolizado contribuye directamente a la formación normal del colágeno para el correcto funcionamiento de los cartílagos, los huesos y la piel.

 

Sus usos:

         Los más frecuentes son tratamientos naturales para el dolor, inflamación o rigidez de la artritis reumatoide, osteoartritis u otras inflamaciones en los                 tejidos.
         Además, mejora la firmeza, elasticidad y aspecto de la piel, el cabello y las uñas.
         Se puede administrar en formato polvo o en cápsulas.
         Por último, se aconseja tomar de 500 a 100mg al día.

         

La Cúrcuma

Esta planta medicinal tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antihistamínicas, digestivas, hepatoprotectoras, coleréticas, anticoagulantes y antioxidantes. También es eficaz en el tratamiento natural contra la fibromialgia, dolores reumáticos, artritis, bursitis, tendinitis y síndrome del túnel carpiano.

 

Sus principales principios activos son los curcuminoides. Entre los que destaca la curcumina, sustancia colorante con potente actividad antioxidante y antiinflamatoria. Protege nuestro organismo contra las inflamaciones y regula la acción de las enzimas, encargadas de evitar el deterioro de los cartílagos.

 

Modo de uso:

         La cúrcuma en polvo no se absorbe fácilmente por el organismo, pero su absorción aumenta considerablemente si se ingiere con grasas (aceite o           leche) o pimienta negra.
         La curcumina ha demostrado también ser útil en la osteoartritis mejorando el dolor con dosis diarias de 200 mg.

El Oseogen

El Oseogen es un suplemento con colágeno para las articulaciones, con ácido hialurónico, condroitina, magnesio y calcio de Drasanvi. Es un cóctel de sustancias naturales (Harpagofito, Consuelda, Árnica, Condroitina, Capsicum, Clavo y Vitamina E) que fortalecen los huesos y mejoran la salud de las personas.

 

El Oseogen en formato de ungüento balsámico, une en perfecta sinergia las propiedades de plantas y nutrientes para aliviar la inflamación y mejorar la flexibilidad de las articulaciones. Actuando como antiinflamatorio, analgésico y nutriente para el sistema óseo. Ejemplo: alivio de dolores articulares y musculares, tales como: contusiones, inflamaciones, dolores de espalda, artritis, artrosis, etc

 

Modo de uso:


Aplicar 2 o más veces al día con un ligero masaje en la zona afectada hasta su total absorción, evitando el contacto directo con los ojos.

 

Para terminar, recuerda que una inflamación persistente puede acabar dañando huesos, ligamentos y tendones. Y llegar a degenerar en deformidad progresiva de las articulaciones.

Las noticias de Milenrama